Todo flota

La playa es el final y el principio de una travesía inhumana. Treintaidós almas esperan aterradas la llegada de la lancha que los llevará desde la costa libia hasta Europa, en busca de una vida mejor, reclamando la existencia serena que la violencia les ha negado. Treintaidós almas, oscuras y luminosas, de diferentes edades, orígenes y credos que comparten un único sueño remoto: llegar al otro lado. Junto a ellos, el traficante que los conducirá a través del mar, cuya crueldad no conoce límites. El cielo brama, las olas se agitan y el horizonte anuncia tormenta, en cuyo vientre sus sueños estarán tan cerca de convertirse en realidad como de perderse entre las olas. Pero ya no hay vuelta atrás, si es que quieren seguir con vida.

21,00 19,95

Recíbelo en 3 días

En 1816, en plenos estertores de la primera época del colonialismo francés, una fragata francesa naufragó en las costas de Mauritania. Varias decenas de supervivientes, en una precaria balsa, resistieron por unos días hasta que otros barcos los rescataron. Pero pocos sobrevivieron, no más de quince. La muerte, el sufrimiento y la angustia fueron plasmados por el pintor Gericault en uno de los lienzos del romanticismo francés que han trascendido al tiempo: La balsa de la Medusa. Dos siglos después, el periodista, fotógrafo y escritor Amador Guallar ha dado voz a los supervivientes de otros naufragios más cercanos. Pero ahora los protagonistas no son marineros franceses en las costas africanas sino personas anónimas procedentes de Afganistán, de Irak, de Sierra Leona, de Liberia, de Sudán del Sur, de zonas asoladas por las guerras en Asia y África, que intentan llegar a las costas europeas huyendo de una muerte segura… y prematura. El gran logro de Amador Guallar con Todo flota es haber creado una novela que se lee con el pulso acelerado y una tensión creciente, en la que acompañamos a los protagonistas de un viaje inhumano después del cual ya nunca serán anónimos para el lector. Ojalá los lectores de este libro no olvidemos el sufrimiento que todos ellos padecen, mientras tratan de llegar a la costa y ojalá, como sucedió hace doscientos años con La balsa de la Medusa, la extraordinaria fuerza narrativa de Todo flota conforme nuestra mirada y nunca más veamos como anónimas a las personas que llegan a nuestras costas o que naufragan cerca de ellas. Amador Guallar le ha puesto un nombre a estas travesías: y usa sinónimos de angustia, pero también, sin duda, de esperanza.

La playa es el final y el principio de una travesía inhumana. Treintaidós almas esperan aterradas la llegada de la lancha que los llevará desde la costa libia hasta Europa, en busca de una vida mejor, reclamando la existencia serena que la violencia les ha negado. Treintaidós almas, oscuras y luminosas, de diferentes edades, orígenes y credos que comparten un único sueño remoto: llegar al otro lado. Junto a ellos, el traficante que los conducirá a través del mar, cuya crueldad no conoce límites. El cielo brama, las olas se agitan y el horizonte anuncia tormenta, en cuyo vientre sus sueños estarán tan cerca de convertirse en realidad como de perderse entre las olas. Pero ya no hay vuelta atrás, si es que quieren seguir con vida.

  • Nº de páginas: 400
  • Editorial: Larrad
  • Idioma: Español
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN:
  • Año de edición: 2021
  • Plaza de edición: España

También te pueden interesar